Calidad

INNOVACIÓN HOTELERA

En la industria hotelera la lucha por conseguir clientes no cesa en ningún momento. Los básicos los sabemos todos, un servicio impecable, habitaciones con todas las comodidades, wifi de calidad…Pero ¿es eso lo que nos da el punto diferencial?

Pues en muchos casos no. Los hoteles más innovadores del sector los saben y se esfuerzan por crear propuestas diferenciales que no solo agraden, si no que enamoren.

No son los enchufes al lado de la cama los que nos hacen volver a los hoteles. Es eso que no necesitamos y que aparece cuando menos se espera. Son esos detalles que nos provocan ganas de llamar por teléfono y compartirlos con alguien.

Algunos pueden ser un poco más radicales que otros, pero todos nos pueden crear tal grado de sorpresa, que no olvidaremos nunca.

Comencemos por las habitaciones. En muchos hoteles las mismas se diferencian por tamaños, ligeros toques de decoración, tipos de vistas……Pero hay hoteles que han decidido ir un paso más allá.

Por razones obvias, no daré nombres de hoteles, pero si daros a conocer las últimas innovaciones que se están dando en ellos.

Una de las propuestas más radicales que nos podemos encontrar en un hotel en Berlín son habitaciones que más que esto, parecen escenarios de películas. Cama en las alturas, suspendida o circular, ducha en los armarios, habitación de los espejos, habitación tubular, habitación blanca para jugar con luces. Si la tuya te ha gustado, seguro que te quedas con ganas de probar otra.

Imagina hospedarte en un hotel donde puedes dormir en una antigua jaula para fieras, o en una espacial, en una cama flotante, en el bosque o simulando estar en una celda de una prisión.

Pues en este hotel podemos hacerlo en esta mezcla de hotel/performance donde cada habitación está pensada para vivir una experiencia única, donde todo ha sido construido y tiene su función. Tal es el concepto artístico que no se permiten tomar fotos de las habitaciones por motivos de propiedad intelectual.

En la misma línea, pero con una propuesta menos arriesgada nos encontramos un hotel en Mallorca, donde cada una de sus habitaciones hace un “guiño homenaje” a arquitectos reconocidos mundialmente y, de hecho, cada una de ellas lleva el nombre de pila de uno de ellos.

El concepto en sí mismo de habitaciones con diferentes estilos dentro de un hotel no nos sorprende a estas alturas, salvo que hablemos de temáticas muy concretas.

Ahora, habitaciones con distinto estilo arquitectónico dentro de un mismo hotel, es otra historia.

De estilo “bohemio chic o bohemio de lujo” cada una de las habitaciones está dedicada a un arquitecto de reconocido prestigio internacional a lo largo de la historia

La temática del hotel es una oda a la arquitectura, y pasear por sus habitaciones es recordar alguno de los mejores arquitectos del mundo, todo un atractivo irresistible.

Un detalle también de este hotel es, que a la hora del desayuno el cliente puede abrir la nevera como si estuviera en su casa y tomar lo que le apetezca.

Y siguiendo con la personalización de las habitaciones, que mejor reclamo que crear una habitación para fans. No, no hace falta el hotel entero, solo alguna habitación, ocurre en un hotel de los Ángeles. El personaje elegido en este caso fue uno de los mas famosos entre el publico femenino de todas las edades. La super best seller Hello Kitty. Cojines, cortinas, lavabo, puff y demás elementos decorativos te trasladan a su mundo, y sin duda ese mundo tiene muchos clientes potenciales.

Por último, hay un hotel en Montana donde una tendencia se va consolidando en la industria hotelera, que es añadir a la oferta estándar propuestas más económicas y con un estilo diferenciado y más auténtico dentro de la misma ubicación. Aquí sus habitaciones son antiguos vagones de tren restaurados y acondicionados.

Pero también hay otro tipo de hoteles donde dan soluciones especificas a necesidades del cliente, donde los gestos con los mismos son una fuente inagotable de ideas para llegar a ellos, bien sea de forma práctica o emocional.

En la vertiente puramente práctica, nos encontramos con un servicio que ya hace tiempo presta una cadena de hoteles americana, el cual consiste en que los clientes podían dejar su equipaje en el hotel hasta su próxima visita. Ya sabemos que, para los viajeros frecuentes, acarrear siempre sus enseres es una pesadez. Esta propuesta es una buena solución que permite además fidelizar al cliente y ganar un dinero extra con el servicio de lavandería si también se guarda la ropa.

Otra importante cadena americana, donde han comprendido que el cuidado de la salud sigue ganando importancia cada día en la población, ponen a disposición de los clientes en cada habitación elementos para ejercitarse en la misma como pelotas de pilates, lugares comunes gratis para practicar ejercicio y relajación, también ofrecen personal entrenado para atender tus necesidades y por supuesto una oferta de bebidas y alimentos absolutamente saludables.

A estos hoteles acuden clientes a los cuales ya no le sirve el típico gimnasio de hotel, si no que buscan un ocio saludable similar al de su día a día. Por ello en Estados Unidos están proliferando los llamados hoteles sanos, donde el posicionamiento es el estilo de vida saludable. Ocio de carácter deportivo con profesores y programas pensados para los clientes fieles al yoga, fitness, cursos de cocina sana y hasta mobiliario “sano “en la habitación.

Asimismo, los hoteles cuidan cada vez más su oferta gastronómica, ya que hoy en día es uno de los puntos críticos para mejorar su valoración. Un buen ejemplo fue la campaña tan impactante que realizó otra importante cadena americana, que, aunque su oferta culinaria se limita al desayuno, son sabedores de que el mismo juega un papel esencial para decantar a los clientes hacia ellos. Por eso apoyados también por una importante cadena alimentaria y por la impresión de comida en 3D, hicieron una campaña mediática para dar a conocer su oferta……los clientes en la calle podían degustar sus famosos pancakes personalizados con su cara, con tan solo hacerse un selfi.

La repercusión fue viral, quedo clara su apuesta por el desayuno.

Y como no podía ser de otra forma, también la recepción se ha visto afectada por las nuevas innovaciones. Habitualmente estamos acostumbrados a ver los mostradores de recepción llenos de folletos de tours que muestran los atractivos más turísticos de la ciudad, pero para las nuevas generaciones de viajeros eso no es nada interesante, ellos quieren verla desde otra perspectiva y aquí volvemos hablar de vivir experiencias.

 Esto es lo que tuvo en cuenta un hotel en Londres, que se alió con otra empresa especializada para ofrecer a sus huéspedes paseos en los que se visitaban los comercios de lujo mas antiguos de la ciudad para meterse de esta forma en su historia de una forma diferente.

Los paseantes se adentrarán en la cuna del lujo británico visitando los comercios con mas solera de la ciudad que tradicionalmente han servido a la casa real y son portadores de la prestigiosa Royal Warrant. Una visita a la que pocos londinenses tendrían acceso y en la que, por unas horas, el cliente se siente dentro de la historia. Una buena dosis de creatividad y una oferta de ocio y servicio diferencial.

La propuesta de tours creativos personalizados desbanca a la tradicional visita guiada. Un servicio que añade un plus y que podemos adaptar a otros niveles.

Otra de las grandes tendencias que ayuda a enganchar al cliente es convertir el lobby en verdadero punto de encuentro y eso es lo que ha hecho de forma magnifica un hotel en Madrid, todo es mas casual en esa recepción abierta pensada para las necesidades de cada persona de la familia. Allí todo invita a que el cliente deje su habitación y disfrute, bien solo o en compañía en ese espacio común que buscan sobre todo los nuevos clientes.

 Y si logras que tu cliente disfrute, su valoración subirá exponencialmente y sus resultados lo notaran.

Y para acabar quiero hacerlo con un hotel que sencillamente me encanta. ¿Y por qué? Pues sencillamente porque me parece divertido, y esto es como en el amor, el que divierte se lleva el gato al agua. El hotel se encuentra también en Londres.

Un hotel donde pasar de una planta a otra se realiza deslizándose por un tobogán-tubo, la decoración es una sorpresa constante y los detalles son de diseño.

Resumiendo, todas estas son ideas bien pensadas y ejecutadas para atraer a públicos con objetivos concretos. Y desde luego no hay que dejar de intentarlo. Algunas veces funcionarán mejor……otras peor…. Pero hay que moverse …….

Rafi Prieto

Comments are closed.