Calidad

Calidad

Hoy vamos a desarrollar un concepto denominado “COBERTURA” o “TURN DOWN” altamente relacionado como herramienta en la medición de calidad en los hoteles de 4 y 5 estrellas.

Dicho servicio tiene como finalidad disponer la habitación para que el cliente, una vez regrese a ella para pasar la noche, se lo encuentre todo listo, con detalles muy agradables que le hagan feliz y satisfecho.

Una buena cobertura consta de:

  • Una apertura delicada de la cama
  • Retirada del cubrecama, si lo hubiera
  • Si el cliente tiene a la vista el camisón o pijama, se le colocara de forma “bonita” sobre la misma.
  • Se debe colocar a los pies de la cama un alfombrin especial para este servicio a un lado o ambos, dependiendo de que sea una persona o dos.
  • Se procederá a cerrar ventanas y persianas o en su lugar correr cortinas y foscurit, para conseguir la oscuridad que requiere la noche.
  • Se dejará encendida una lámpara de luz tenue, para dar sensación de un ambiente cálido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • En el servicio de cobertura, se hará también la reposición de amenities que el cliente haya podido consumir a lo largo del día, como el gel y champú.
  • Se repondrán las toallas usadas cambiándolas por otras limpias.
  • En cada mesilla de noche se depositará una botella de agua mineral con una copa, nunca un vaso, ya que el agua ha de beberse en copa de cristal, a ser posible, cristal fino.
  • He de añadir que no es el momento de volver a limpiar la habitación, pero si es necesario, tendremos en cuenta:
  • Si el cliente ha utilizado la bañera, ducha, wc, se repasará
  • Igualmente, si se ha tumbado en la cama, estiraremos bien las sábanas
  • Se hará un vaciado de papeleras.

Ayudaría mucho que el cliente mantenga la habitación ordenada en todo momento para que la camarera pueda realizar la cobertura con comodidad y no tenga que ir saltando obstáculos, zapatos, bolsas o enseres repartidos por el suelo de la habitación, ya que para eso están los armarios y los cajones.

Si durante el día, se le ha proporcionado al cliente una bandeja con fruta fresca y se le ha servido pelada y cortada, como debe de ser, se procederá a su retirada y reposición. La fruta es perecedera y se oxida

Por último, se agradece el detalle de ofrecer algún chocolate; algunos hoteles optan por esparcir pétalos de rosa por la cama. A mí personalmente esta práctica no me gusta, ya que además de considerarla un tanto cursi, mancha las sabanas y no sabemos si la persona que ocupa la habitación le gustan las flores o lo que es peor, sea alérgico a ellas.

Otros detalles que pueden ser de ayuda para los clientes:

– Dejar en la mesilla de noche o en la cama una tarjeta con la previsión meteorológica para el día siguiente

– O con alguna noticia de relevancia, lógicamente relacionada con el hotel, que la dirección considere conveniente dar a conocer al cliente

– Dejar también la hoja que contiene la petición de desayuno, para que el cliente la pueda rellenar y colgar en el pomo exterior de la puerta de su habitación.

El servicio de cobertura de una habitación es un medidor excelente para afirmar que nos encontramos ante un hotel de lujo con muy buen servicio. El hotel que no lo tenga, no se puede considerar excelente, por muchas estrellas que posea, y el que lo tenga y lo haga mal, que lo mejore o elimine rápidamente.

Lo que se hace regular, o se mejora o no se hace……………………….

Comments are closed.