Dpto. Restauración

Formación y brigada de excelencia

¿Qué buscamos en el departamento de restauración?

Formo parte de un gran equipo de trabajo, en donde los valores individuales refuerzan nuestro hacer como departamento día a día. La elección de nuestro personal comienza con la visión de nuestro director sobre cuáles son las cualidades y valores que debe poseer el camarero que necesitamos. Su compromiso con la calidad y con la excelencia nos guían a los coordinadores en la formación de nuestra brigada.  ¿Cómo llegamos a tener una brigada de excelencia a través de la formación?

Los nuevos profesionales se capacitan en escuelas de hostelería y cursos de actualización, como así también a través de la Red, adquiriendo lo mejor de las técnicas clásicas con la dinámica de la actualidad, manteniendo la impronta que señala “Nunca dejamos de aprender y perfeccionarnos en esta profesión”. Creemos en tres pilares básicos en la formación de camareros: La pasión, la disciplina y la creatividad. Sabemos que somos muchos los camareros que ejercemos con pasión el noble ejercicio del saber estar en la sala. Con los cursos buscamos formar, para encontrar talentos. El talento es, sobre todo, actitud. Enseñar a ser un camarero 360º dispuesto a ver la sala como un todo, a sonreír con naturalidad, ser amable al recibir a nuestro cliente, ser siempre cortes en el trato, a buscar que la cordialidad sea habitual para con nuestro huésped. Tú actitud te dará tú altitud. Hay una condición sine qua non: adaptarte a trabajar en equipo. Tu rendimiento personal debe ser el 100% cada día y disfrutar al hacerlo “Quien entiende lo que sentimos y le apasiona, sigue con nosotros”. Debemos alcanzar la excelencia en nuestro puesto de trabajo para alcanzar la satisfacción de nuestro comensal, dignificando de esta manera nuestra hermosa profesión. Sabemos por nuestra experiencia que de la disciplina de la brigada depende en gran medida el éxito del restaurante o del hotel. Ya que el trabajo de cada uno de sus miembros es estar en contacto con el cliente y si no tienen la suficiente preparación el servicio está destinado al fracaso.

Cada uno de los miembros de la brigada debe ser creativo, cada uno de ellos debe interactuar con los clientes, deben ser “anfitriones cinco estrellas” como nos lo resalta Bill Marriot, anticiparse a las necesidades de nuestros huéspedes y buscar nuevas formas de relacionarse con ellos. Para lograr esto no buscamos solo la motivación individual. La motivación está muy sobrevalorada ya que solo satisface necesidades personales por lo que mantendrá el interés mientras le convenga a la persona. Lo más importante para el departamento de restauración es buscar el compromiso, este es una cuestión de enfoque y determinación. “hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta”. Cuando se está comprometido no se aceptan excusas. El compromiso es imprescindible para lograr la excelencia. La motivación te anima a empezar; el compromiso te mantiene en el camino y te hace llegar a tú meta.

Los que formamos el departamento de restauración creemos que cada uno de nosotros tenemos un “don” y buscamos que cada integrante de la brigada pueda desarrollarlo y que brille desplegando su máximo potencial. Buscamos talento, no títulos. Buscamos a los que tienen una actitud positiva y no a los mejores currículums. Buscamos a los que les gusta hacer feliz a la gente. Buscamos a los que a través de sus valores hacen lo correcto. A los que están dispuestos a hacer un esfuerzo superior al resto. Por esto podrás formar parte de nuestra brigada si eres buena gente y tienes pasión, disciplina y creatividad. En definitiva, buscamos compromiso con la excelencia en el servicio de sala.

 

Daniel E. Pemán

coordinador

Comments are closed.