Salario emocional

Cuando hablamos de motivación, se nos pasa por la cabeza muchas técnicas al respecto y sobre todo la retribución económica. Hoy en día, las nuevas generaciones valoran más el salario emocional que el salario económico.

Pero ¿qué es realmente el salario emocional? Lo podemos definir como la retribución no económica del trabajador. Su objetivo es claro, satisfacer las necesidades personales y profesionales del empleado, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima organizacional.

Hay numerosos ejemplos de salario emocional, veamos algunos:

-El reconocimiento: Es una técnica de motivación sencilla y en muchas ocasiones muy olvidada, nos referimos al reconocimiento del buen trabajo desempeñado por el empleado. Simplemente utilizando palabras positivas y agradables como: “bien hecho”, “buen trabajo”, “felicidades”, “gracias” …

-Planes de Formación: Tiene beneficios para los trabajadores y también a nivel empresarial. Los beneficios que adquieren los asalariados son múltiples entre ellos: adquisición de nuevas habilidades y nuevas competencias para el desarrollo de su profesión, aumento de su confianza, reducción de errores y del absentismo laboral…

-Flexibilidad Horaria: Aludimos a no tener un horario estricto de entrada y salida del trabajo, pero siempre cumpliendo con las 8 horas diarias de trabajo. De esta manera los empleados pueden conciliar mejor su vida laboral y su vida profesional.

-Espacios de distracción en la empresa: Ofrecer a los empleados salas de descanso, salas con televisión u otras estancias dedicadas a desconectar del trabajo.

-Beneficios sociales: Ayuda al transporte, vales comida, seguros o planes de jubilación.

-Crecimiento profesional: Tener la oportunidad de que puedes ocupar puestos más relevantes dentro de la misma empresa.  El trabajador contemplará la oportunidad de mejorar cada día, para que en un futuro próximo se materializarse su esfuerzo y obtenga su recompensa desempeñando nuevas responsabilidades.

-Fomento de la vida sana:   La empresa disponga de gimnasios, servicios de fisioterapia, o las que tienen restaurante realicen menús saludables, son algunas de las opciones para implantar a los trabajadores un estilo de vida más saludable.

-Cultura y valores de empresa acordes a los del trabajador:

La organización tenga muy presente sus valores y los transmita a su plantilla en todo momento. Es muy importante que los trabajadores se sientan que forman parte en todo momento de la empresa, que son parte de algo en lo que creen y están de acuerdo.

 

La clave del salario emocional reside en retener al talento.

Comments are closed.