RRHH

OBJETIVOS ANUALES

 

De repente, te paras y miras a tu alrededor, dándote cuenta de que estás comenzando un nuevo año, empezando el mes de enero, y dejando atrás el año 2018. Y piensas en todo lo que has hecho durante ese año, haciendo balance de cómo ha sido y recapitulando de si has cumplido o no los propósitos, metas y reflexiones que te propusiste.

El mes de enero es un mes lleno de buenas intenciones. Miramos llenos de ilusión todo lo que nos deparará este nuevo año, este 2019.  Nos planteamos objetivos anuales tanto a nivel profesional como personal, nuevos hábitos, nuevos retos. Es el mes de los comienzos. Disponemos de 365 oportunidades para lograr nuestros propósitos.

Es relevante plantearse unos objetivos claros y bien definidos. Tenemos que ser positivos y a la vez realistas, no podemos intentar cumplir objetivos inalcanzables. Los objetivos tienen que ser:

-Específicos: tienes que detallar tu objetivo lo máximo posible, respondiendo a las preguntas: qué, cómo, cuándo, dónde. Cuanto más lo detalles, y más concreto sea, te resultará más fácil conseguirlo.

-Medible: el objetivo tiene que ser cuantificable, establecer un criterio concreto para medir el progreso de cada meta. Puedes traducirlo en cantidades concretas o porcentajes. Únicamente si el objetivo es medible podremos saber si lo hemos conseguido o no.

-Alcanzable: hay que plantearse objetivos realistas y alcanzables, dentro de nuestras posibilidades y dentro de nuestros recursos. No tiene ningún sentido ponerse objetivos inalcanzables porque al final te rendirás y los abandonarás, hay que optar por objetivos ambiciosos pero posibles.

-Relevante: Los objetivos deben ser relevantes para nosotros ya que sino perderemos el interés en lograrlo y sobre todo encontrarse de acuerdo con la estrategia de la empresa o con nuestra propia estrategia personal.

-Tiempo: es primordial establecer una fecha límite para lograr ese objetivo, así verás los avances que consigues.

Después de plantearse los objetivos, hay que realizar un plan de evaluación. De este modo, podrás comprobar si vas por el camino correcto o por el contrario necesitas modificar ciertas acciones para lograr tu meta.

Personalmente, creo que es muy positivo plantearse nuevos retos ya que te hacen movilizarte, clarificar ideas, y llevar a cabo esas acciones a corto o largo plazo. Para mí lo más importante es que independientemente de que tipo de objetivo te hayas planteado, siempre crecerás tanto personalmente como profesionalmente. Además, es muy ilusionante ver como con pequeños pasos diarios, vas avanzando positivamente en el alcance de tu objetivo.

 

Comments are closed.