RRHH

Las habilidades blandas más solicitadas en el mercado laboral

 

Hoy en día, las habilidades más buscadas por los reclutadores en los profesionales son las llamadas habilidades blandas o también conocidas como softs kills. Éstas, son aquellas habilidades que tiene una persona para mantener una mejor relación de trabajo. No tienen nada que ver con los estudios, ni títulos, sino que se trata en mayor parte de inteligencia emocional junto a una buena actitud.

A continuación, vamos a tratar algunas de las habilidades que consideramos con más valor dentro del ámbito laboral. Por un lado, tenemos la resolución de problemas que es la capacidad de una persona para mediar un conflicto y convertirlo en una experiencia constructiva, donde se pueda mejorar y aprender de los errores. Una de las formas más fáciles de hacerlo es siguiendo un proceso en el cual habría que identificar el problema, analizar las opciones buscando una solución donde se llegue a un acuerdo y, por último, tomando acción. Todo ello, bajo una promoción del diálogo, centrándose en los datos objetivos y obviando la subjetividad.

 

Por otro lado, es importante la gestión del tiempo ya que, si es eficiente, se mejora tanto la productividad como la calidad de vida de los empleados. Una buena gestión se puede conseguir a través de la priorización de tareas, utilizando una matriz del tiempo, donde lo más urgente se haga de manera inmediata, lo menos urgente se planifique, estableciendo cuándo se hará, lo más importante se delegue siempre que se pueda y lo menos importante se posponga o se descarte como último recurso. Es muy recomendable apuntarlo todo ya sea en una agenda o un calendario online, para tenerlo todo presente y no olvidar ninguna tarea. A veces, también es necesario saber decir que no e intentar no abarcar demasiadas tareas, ya que existe la posibilidad de desbordar y no poder con todo. Mantener todo en orden, no perder el tiempo, el ritmo ni la concentración, son otros de los aspectos para tener en cuenta para una mejor optimización del trabajo.

El manejo del estrés es una habilidad para destacar debido a que desafortunadamente, en algunas ocasiones nos encontramos con situaciones donde hay que trabajar bajo presión y tenemos que lidiar con ellas de la mejor forma posible, siendo resolutivos, manteniendo la calma, pidiendo ayuda cuando lo necesitemos y sobre todo no perdiendo el control y dejar que se transmita a los demás.

 

 

 

Otra gran habilidad importante es el poder trabajar en equipo. Aunque haya diversidad entre los empleados, es imprescindible que todos estén comprometidos, tengan un objetivo común y puedan compartir los mismos valores. Además, de esta manera, se potencian los vínculos personales, fomentando un buen clima laboral, se disminuye el tiempo de acción y por consecuencia también aumenta la eficacia de los resultados.

 

 

Por último, pero no menos importante, otra de las habilidades más buscadas sería la habilidad comunicativa, ya que es la capacidad de hablar con asertividad y respeto, saber escuchar activamente y transmitir con claridad ideas que puedan generar cambios positivos en las empresas.

 

 

 

 

Comments are closed.